domingo, 18 de agosto de 2013

La iluminación - Luz artificial

Al iluminar una estancia tenemos que jugar con las siguientes variables:
LUZ CÁLIDA - Espacio Veuve Clicquot, Feria de Milan 2013. LZF lamps
1. Temperatura de color. Cálido / frío
O elegir luces cálidas con lámparas incandescentes o frías como los fluorescentes. La temperatura de color de una bombilla influirá en la percepción de los colores de la estancia. Las luces cálidas, con alta temperatura de color, amarillean los espacios, ideales para rincones íntimos. Las luces frías, tienden hacia el espectro azul y aportan frescura y sensación de limpieza.
Luz fría con retroiluminados.
2. Proyección de la  luz. Directa / Indirecta
La iluminación indirecta como la retroiluminación de la imagen superior, aporta espectacularidad a un proyecto. La luz, baña las paredes elegantemente, pero hay que tener cuidado porque resalta cualquier pequeña imperfección. 
Luces puntuales para la encimera y difusas en el techo de esta cocina.
La luz directa con un foco potente o varios más débiles. Iluminación general para toda la estancia o puntual para resaltar detalles concretos.

3. Sincronización de las luces. Claro - oscuros
O como van a funcionar los encendidos y apagados de las luces. Podemos además poner reguladores de intensidad para crear escenas.
Un buen estudio de iluminación estudiará el nivel lumínico que necesita cada rincón y la manera de conseguirlo.
Estudio de la iluminación en un museo
La luz sirve para dirigir y atraer la atención del visitante. Museo Diocesano de LLeida. 
Si te ha gustado esta entrada, ojea el resto de la serie #Diseño interior.
Publicar un comentario